/, DestacadosPortada/El IES Ricardo Bernardo pone sonido a los colores

El IES Ricardo Bernardo pone sonido a los colores

Firma: Por Elena del Campo, estudiante de 1º de Bachillerato del IES Ricardo Bernardo de Solares.

CantabRobots es un concurso-exhibición de carácter educativo que impulsan la Consejería de Educación, la Asociación de Profesores de Tecnología de Cantabria y el Ayuntamiento de Colindres, con el objetivo de potenciar la tecnología y la robótica entre el alumnado de Cantabria. Elena, estudiante del IES Ricardo Bernardo, participó con un proyecto.

CantabRobots es, en parte, una exhibición para mostrar proyectos tecnológicos. Y yo, como estudiante del IES Ricardo Bernardo, me presenté con un proyecto en grupo llamado ‘El sonido de los colores’.

Para entender del todo lo que ha sido para mí CantabRobots hay que ponerse en situación. Yo soy una estudiante de primero de Bachillerato Tecnológico a la que siempre le han apasionado las historias y la tecnología. La parte de la escritura se vio frustrada pronto por la historia y la lengua, para nada mi fuerte. Pero la tecnología siempre estuvo ahí.

El año pasado escogí Tecnología de optativa. Y aunque no hicimos más que una farola, un semáforo y un coche guiado por la luz, yo los conservo como si fuesen unos trofeos. Sin embargo, este año no salió grupo de Tecnología Industrial para Bachillerato, por lo cual yo no podía cursar esta asignatura, sin duda de mis favoritas junto con las Matemáticas.

Pero mi profesor del año pasado, Rafa, conocía perfectamente mi gusto por los proyectos, por lo que me propuso uno. Me dio un sensor de color y una idea. Con esto yo tenía que buscar una manera de que todo funcionase. Yo no sabía usar el programa Arduino (en el cual está programado el proyecto), aún así conseguí aprender algunas bases útiles y lograr un programa que funcionase más o menos correctamente según lo que queríamos lograr.

El proyecto consiste en un sensor que dependiendo del color que detecte le manda una señal a unos motores que rotan golpeando unas baquetas (por así decirlo) que a su vez golpean unos metales que producen unos sonidos determinados. Estos están conectados a un amplificador para que se oiga bien alto. Yo me dediqué a la programación del sensor y las demás partes fueron fabricadas y desarrolladas principalmente por Javi (profesor de carpintería) y Manuel (estudiante de 4º ESO).

Estudiantes y profesores del IES Ricardo Bernardo participantes en CantabRobots.

 

El día que se celebraba CantabRobots nos dirigimos a Colindres desde Solares en autobús. En esos momentos yo ya había pasado por la caída (bastante épica, hay que decirlo) de mi ordenador, que salvé de romperse por poco y estuvo varias tardes en el taller, y el no saber si iba a dar tiempo a enseñar un proyecto o unos cables malamente juntados, además de tener que acabar los carteles a tiempo. Por lo cual, el viaje fue bastante tranquilo, sin tener en cuenta mi pánico a que se rompiera nada en el camino o a que me quedase en blanco en una explicación.

Ya allí, nos dejaron un espacio para el proyecto, todo bastante bien organizado y con el increíble detalle de la fruta gratis.

Yo estaba muy nerviosa, tenía miedo de no explicarme bien si alguien me preguntaba algo. Pero, después de algún intento fallido de comunicarme, conectamos el amplificador al proyecto y la gente empezó a acercarse y a observar.

Pensé que lo mejor del proyecto era usarlo, por lo que ofrecí a la gente crear sus propias melodías con el sensor y que ellos mismos fuesen viendo cómo funcionaba mientras se lo explicaba

Sinceramente, fue increíble. La gente nos felicitaba, nos hacía preguntas sobre el funcionamiento, se interesaba por el trabajo que habíamos hecho. A los niños les encantó, algunos incluso vinieron varias veces a probarlo. Además me hicieron una mini entrevista los de Tele Cantabria y salí en los informativos.

Y aunque acabé un poco sorda (por la cercanía del amplificador) y hablando a gritos con mi amiga Sandra, que me acompañó y me ayudó con los carteles, fue una experiencia que realmente disfruté mucho. Se lo recomiendo a todo el mundo que le interese la tecnología. De verdad que el ambiente era genial y la gente fue muy amable conmigo, y espero que todo el mundo al que le enseñamos el trabajo lo disfrutase tanto como yo.

2018-08-07T10:05:40+00:00 07 Ago 2018|Categorías: Actualidad, DestacadosPortada|Etiquetas: , |

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies