Viaje a Madrid

Firma: Por Rubén Alvarez Ojea. Alumno de 2º E del IES Santa Clara de Santander.

Nuestra excursión a Madrid por el día fue un viaje cultural y por la noche mucha diversión.

El día 19 de febrero comenzó nuestro viaje, salimos a las 6 de la madrugada de la plaza de farolas con destino Madrid, en el transcurso del viaje hicimos varias paradas culturales una de ellas fue en los jardines de San Ildefonso los cuales eran inmensos y muy bonitos, cada uno tenía una fuente diferente y todas muy bonitas, la pena es que no estaban encendidas ya que gastan mucho agua y solo las encienden un par de veces al año y suele ser en verano.

Después de estar en estos jardines, cogimos de nuevo el autobús e hicimos otra paradita más larga para comer en la ciudad de Segovia en la cual pudimos disfrutar de muchas cosas, como el inmenso acueducto romano que se encontraba nada mas llegar a la ciudad y después de comer fuimos a ver la demás ciudad como la catedral, el alcázar, y de paso compramos algún recuerdo, la verdad hay que decir que es una ciudad romana muy bonita y que recomiendo que en cuanto podáis la visitéis porque merece la pena, como iba diciendo, después de ver Segovia nos montamos de nuevo en el autobús y esta vez ya definitivamente directamente a Madrid. Llegamos sobre las 6 de la tarde, cogimos las maletas y nos dividimos en los dos hoteles, luego nos preparamos para ir a dar una vuelta y comprar algo para cenar, pero volvimos pronto para ver la serie «Los Serrano». Eso sí, cuando acabó salimos un poco a divertirnos ya que esta excursión, como he dicho al comenzar, no era solo cultural, y después de la fiesta a dormir, que al día siguiente había que madrugar.

20 de febrero, nos hemos levantado a las 8:30 de la mañana para ir despertando y a las 9 desayunamos, por cierto con el desayuno no se estiraron nada, un bollo de pan rancio y un café que sabía a rayos.
Después de desayunar fuimos al museo América del cual no os puedo contar nada ya que me pasé toda la mañana fuera tomando el aire porque me encontraba mal, lo siento mucho, cuando mis compañeros salieron del museo nos montamos en el bus y nos dejaron por la zona de Cibeles, nos dieron tiempo libre para conocer Madrid, lo que vimos entre otras cosas fue El Retiro, Atocha, La Cibeles, Neptuno, etc. También nos dieron tiempo para comer antes de ir a visitar el Museo del Prado.
A este museo entramos a eso de las 15:30, en este si que entré, es enorme y con muchas exposiciones entre ellas esta la de Velázquez, Rubens, Goya, El Bosco, El Greco, Rembrandt, Zurbarán, Murillo, entre otros, pero estos han sido los que más me han gustado, sobre todo los cuadros de algunos de ellos como «Las Meninas» de Velázquez, «El jardín de las delicias» del Bosco y «El 2 de mayo (La carga de los mamelucos)» y «Los fusilamientos del 3 de mayo» de Francisco de Goya.

Al salir del museo nos fuimos al hotel para prepararnos porque esa tarde nos íbamos al teatro, fuimos al Teatro La Latina, la obra era de Antonio Gala titulada «Inés desabrochada«, en ella actuaban actores muy famosos como Concha Velasco y Paco Valladares, pero personalmente la obra no me gustó nada ya que me pareció muy aburrida, nada más salir nos fuimos unos cuantos compañeros corriendo a la Plaza Mayor al concierto de «Andy&Lucas», estuvo genial y nos lo pasamos muy bien, luego cuando acabó a las 23:00 nos fuimos a cenar y luego salimos de nuevo esa noche a conocer más zonas de Madrid., este día llegamos más tarde al hotel que el anterior, pero nos lo pasamos muy bien.

21 de febrero, hoy nos levantamos como siempre y desayunamos a la misma hora, acto seguido unos fueron al Museo de Ciencia, y otros, entre ellos yo, fuimos al Museo Arqueológico, es fantástico, es el que más me gustó de todos con diferencia, no es muy grande pero está muy bien, lo que se puede ver es un repaso a la historia desde la Prehistoria hasta el Gótico donde pudimos ver como vivían en aquellas épocas y que cosas construían y fabricaban con sus propias manos, yo sinceramente se lo recomiendo a todo aquél que algún día vaya a Madrid.

Al salir del Museo nos cogimos un autobús de línea y fuimos hasta Atocha donde estuvimos comiendo en el McDonals y acto seguido fuimos al museo «Reina Sofía», es un museo muy grande con varias plantas, para ser exactos cuatro, en este museo las exposiciones que había eran la del modista Pertegaz, Pablo Picasso, Joan Miró, Salvador Dalí, Eduardo Chillida, entre otros, pero de todas las que más me gustaron fueron la de Pertegaz y la de Pablo Picasso sobre todo el «Guernica» de este mismo, pero lo malo de todo es que solo nos dio tiempo a ver la 2ª planta y a mi me hubiera gustado ver la exposición de Eduardo Chillida que estaba en la 4ª , pero en sí el museo no estuvo tan mal.

Después de una hora de tiempo libre nos subimos al autobús y nos fuimos hacia Toledo, es una ciudad pequeñita pero a la vez muy bonita vimos sus monumentos de estilo musulmán como la puerta de la bisagra, la puerta del sol, la catedral, esta reconstruida en la época del gótico, el alcázar, etc. Me pereció una ciudad muy acogedora y muy tranquila.

Una anécdota de Toledo fue que allí estaban en carnavales y nos encontramos a un grupo de gente disfrazada y entre ellos estaba un señor disfrazado de Blas y nos hicimos una foto con el (como podéis ver), lo bueno de todo es que el señor nos miro con una cara pero se hizo la foto con nosotros.

A las 19:00 nos volvimos para Madrid, cuando llegamos al hotel lo primero que hicimos fue empezar ha hacer de nuevo las maletas porque al día siguiente regresábamos para Santander y si salíamos toda la noche no nos iba a dar tiempo ha hacerla, luego nos preparamos nos fuimos a cenar y nos fuimos a pasar la última noche de fiesta por Madrid ya que había que disfrutar lo poco que nos quedaba, esa noche algunos llegaron a las 6, otros a las 7 y otros a las 7:30, esa noche la mayoría no dormimos porque queríamos aprovechar todo momento y no perder ni un segundo.

22 de febrero, ya llegó la hora de regresar a Santander, a las 10:00 salimos de Madrid con dirección a Ávila donde paramos pero nos entramos en un bar porque hacía mucho frío, subimos al autobús y llegamos hasta Salamanca donde paramos unas cuantas horas para comer y conocer un poco la ciudad, es una ciudad muy bonita donde pudimos ver la casa de las conchas, la Universidad y la catedral, en ella encontramos el astronauta tallado en la piedra del arco de la puerta, también fue donde compramos los últimos regalitos.

Bueno antes de finalizar me gustaría decir que el tiempo meteorológico no nos acompañó nada ya que si no llovía nevaba y claro todo eso con mucho frío, también me gustaría recomendar el viaje a todos aquellos que lleguen a segundo porque aunque vayas a ver muchos museos merece la pena ir os lo aseguro así que espero que me hagáis caso. Sin más rollos me despido, espero no haberos cansado mucho.

2019-12-04T11:00:06+00:00 28 Abr 2004|Categorías: Hemeroteca, Revista Nº 45|Etiquetas: |

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies