///El automóvil del futuro

El automóvil del futuro

Firma: Por Laura Lavín. Alumna del Colegio Nuestra Señora de la Paz de Torrelavega.

El automóvil del futuro, un coche sin motor, que no necesite gasolina y tampoco tenga volante… ¿Quién no ha soñado con tenerlo? Según esta alumna un nuevo coche -Hy-wire- se convertirá en el coche del futuro debido a su conducción por cable.

Los coches evolucionan a un ritmo vertiginoso. Se ha diseñado un nuevo tipo de automóvil más moderno y ecológico. Nissan creó un vehículo que tiene un aspecto llamativo e innovaciones funcionales. Es un vehículo que incluye muchas mejoras.
Seguramente se convertirá en el coche del futuro, debido a la conducción por cable.

Parece maravilloso y una salvación para la naturaleza.
¿Quien no ha soñado con tener un coche sin motor, que no necesite gasolina y tampoco tenga volante? Pues el Hy-wire lo tiene. Y lo mejor de todo, ¡no contamina el aire! Además posee un amplio habitáculo, que se logra gracias a su gran superficie acristalada y al diseño minimalista. Los controles del automóvil «Hy-wire» están inspirados en las cabinas de los aviones, pero manejarlo es como jugar un videojuego. El auto tiene una pequeña pantalla a color y dos manijas en vez de volante. Una vez acomodados en el asiento del conductor, y con el reposapiés ajustado a nuestra estatura para evitar movimientos de las piernas, lo primero que se aprecia es una sensación infinita de espacio, una visibilidad ilimitada. El volante que se presenta ante nuestros ojos no da miedo a pesar de lo extraño que es, sino que incita a manejarlo.

Olvidémonos de cambiar las marchas y de las llaves, este coche se arranca por medio de un botón, y una vez insertada la marcha de avance del cambio, se inicia la marcha. Las manos se ciñen a las empuñaduras laterales del volante y lo controlan todo. Moviendo esas empuñaduras hacia el exterior se acelera, haciéndolo hacia el interior, se decelera, y apretando los puños se frena. El movimiento de los brazos dirige el coche en la trayectoria correcta. Eso es todo, así de fácil.

El Hy-wire tiene una velocidad limitada a 65 kilómetros por hora, que se alcanzan en 10,5 segundos. Al no haber motor, y por tanto de capó, te permite tener mayor visibilidad y hace que la vista sea completa para el conductor.

Además, el espacio es mayor para los pasajeros y no existe pilar entre las puertas delanteras y traseras. En definitiva, es igual que estar en el salón de casa mirando por una ventana panorámica.A diferencia de los automóviles de hoy, este auto futurista no arroja ningún gas peligroso al aire. Obtiene su energía de la reacción química entre el hidrógeno y el agua. Lo único que sale del escape es vapor de agua.

Cada auto puede tener varios diseños, ya que el automóvil tiene una plataforma básica a la que se le adaptan diferentes carrocerías. Todavía faltan por lo menos seis años para que el Hy-wire sea un coche más de los que se ven todos los días en nuestras carreteras, pero las bases para que llegue ese momento ya han sido puestas. General Motors anunció que el Hy-wire podría comenzar a circular en el año 2010.

2019-12-02T11:00:22+00:00 27 Abr 2004|Categorías: Hemeroteca, Revista Nº 45|Etiquetas: |

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies