///Salida a Santoña

Salida a Santoña

Firma: Por Aroa Cuesta y Guadalupe Jiménez, alumnas de 2º de ESO del IES José María de Pereda de Santander.

Los alumnos de 2º B y D de ESO acudimos el pasado día 5 de noviembre al pueblo de Santoña a realizar una marcha por el monte Buciero. Aunque la ruta fue larga, la excursión mereció la pena.

UN POCO DE HISTORIA

Santoña es una bonita villa, que se fundó en el siglo XI sobre un antiguo enclave romano, junto al monasterio de Santa María del Puerto. Más tarde, en1774, mantuvo pleitos con Santander por ostentar el puesto de capital de la provincia, pero por el contrario fue perdiendo importancia al no ser incluida en las cuatro grandes villas.

Por su peculiar situación geográfica ha hecho de Santoña una apetecible plaza militar, por lo que su historia sus monumentos y sus personajes famosos giran entorno a dos ejes tan opuestos como son el mar y la guerra.

EN LA ACTUALIDAD

Santoña se divide en dos zonas: una totalmente plana, la cual corresponde a la población; y la otra totalmente abrupta y llena de exuberante vegetación de arbustos. Por sus características es llamada la Gibraltar del Norte.
Su principal actividad es la pesca y su puerto es uno de los más importantes de su sector en todo el Norte. La otra gran empresa de esa villa es el penal del Dueso, que da trabajo a cientos de sus habitantes.

CUATRO RUTAS:

  • Circuito al monte Buciero.
  • Ascensión al Ganzo y Buciero
  • Subida al fuerte Napoleón, por Cuatro Caminos
  • Ascensión a la Atalaya

Nosotros escogimos la ruta del fuerte Napoleón, por cuatro caminos, que constaba de cinco kilómetros.
Empezamos visitando el Fuerte de San Carlos, que fue construido en 1668. Tiene dos cuerpos y ofrece unas magníficas vistas a mar abierto. Luego fuimos hacia La Peña del Fraile, que para acceder a ella subimos una pendiente de unos 200 metros. Desde La Peña del Fraile pudimos observar un saliente en la costa llamado La Ballena de Oriñon. Después de observarlo continuamos el camino hasta que llegamos a Cuatro Caminos.

Tras andar unos 200 metros encontramos la Batería de San Felipe, que son los restos de una antigua guarnición costera. Bajo ella aparece el Faro del Caballo. Entonces los profesores se dividieron; Javier Bonet y Chuchi bajaron y subieron el Faro del Caballo, con un gran grupo de alumnos. El resto se quedó con Marta apreciando las vistas. El Faro del Caballo consta de 863 escalones, que al hacer el recorrido entero consta de 1.726 escalones.

Al regresar a Cuatro Caminos fuimos hacia el Fuerte Napoleón y nos metimos por el interior del bosque. Cuando llegamos al fuerte pudimos disfrutar de las magníficas vistas: el tómbolo de Berria, las marismas, todo el pueblo…
Después de andar, nos dieron permiso para ir por el pueblo a comer donde quisiéramos, durante una hora. Quedamos en la estatua de Juan de La Cosa a las tres de la tarde. Cuando estuvimos todos fuimos hacia el puerto, desde donde fuimos a las marismas en la que vimos bastantes tipos de aves. Allí, el guía nos regaló un llavero y unos posters. Y ya nos dirigimos hacia el instituto.

Aunque la ruta fue un poco larga, la excursión mereció la pena, ya que todos juntos nos lo pasamos muy bien y, sobre todo, con lo profesores Javi y Chuchi.

2019-10-17T11:19:08+00:00 27 Nov 2002|Categorías: Hemeroteca, Revista Nº 35|Etiquetas: |

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies