Dos alumnas nos envían sus sentimientos sobre las consecuencias de la guerra en el mundo interior de las víctimas.

Para nosotras la guerra es un enfrentamiento donde las personas y sus sentimientos siempre salen malparados. En cada guerra los inocentes son los más perjudicados, puesto que son los que más sufren.

Cada persona es un mundo y cuando hay una guerra parte de ese mundo se destruye.
Los sentimientos se alteran y llegan a convertirse a veces en un odio intenso. Nosotros podemos ayudar a esas personas aunque estemos lejos a través de organizaciones como Unicef.

En estas guerras los más perjudicados son las personas que, aunque su corazón sea pequeño, sus sentimientos son muy grandes.

Trabajo original