Trabajo en torno a la figura de Salvador Dalí, el mayor representante del Surrealismo español. Esta colaboración se enmarca en el ámbito del Proyecto Educativo Sócrates-Comenius. A continuación, transcribimos las secciones más personales del trabajo de las dos estudiantes del IES José Hierro, como una entrevista a una estudiante de COU y una crítica a la obra del pintor catalán.

Salvador Dalí es, sin duda alguna, uno de los pintores de mayor notoriedad entre los de su siglo. Pueden contarse con los dedos de una mano – y, a juzgar por algunas encuestas sobrarían dedos- los realmente conocidos como él lo es, más allá del restringido ámbito de las minorías cultas.

Que además hayan llegado a eso que se llama el gran público, seguramente sólo hay dos: Picasso y él. Y si aún se llevan más adelante las cosas en el sentido de una auténtica popularidad, entonces bien pudiera ser que la palma tuviese que ser adjudicada a Dalí. Por supuesto, se habrá de tener en cuenta que, como suele afirmarse, Dalí posee un gran talento publicitario.

Entrevista

Esta entrevista ha sido hecha a una estudiante de COU de letras que pretende estudiar arte. Dicha estudiante se llama Macarena Noriega Caso.

Pregunta.- ¿Cree que Salvador Dalí tenía esa forma de ser tan extraña porque estaba loco o por algún otro motivo?
Respuesta.- En principio pienso que no estaba loco. Creo que su forma de ser se debía a sus ganas de sobresalir entre los demás y de ser diferente al resto de las personas, para llamar así la atención. De ahí viene su excentricidad.

P.- ¿De qué forma pudo haber influido la educación que recibió en su infancia con sus tendencias artísticas?
R.- Influyó porque en su niñez ya era de carácter rebelde y caprichoso, y sus padres lo maleducaron consintiéndole todos sus caprichos. De no haber sido así quizás hubiesen logrado modificar un poco su espíritu rebelde, y de esta manera, tal vez no hubiera llegado a ser uno de los pintores surrealistas más relevantes de su época.

P.- ¿Sabría definir hasta qué punto pudo influir su mujer en sus obras?
R.- En un cien por cien, ya que prácticamente aparecía representada de alguna manera en casi todas sus obras, de lo que se puede deducir que para él, Gala, su mujer era el centro de inspiración e interés.

P.- ¿El carácter de Dalí se reflejaba en sus obras?
R.- Sí, en sus obras refleja su forma de ser paranoica, excéntrica e histérica introduciendo en ellas determinados elementos que poco tienen que ver con el resto de la obra o poniéndoles títulos de lo más extraños que no guardan relación alguna con el cuadro, en una palabra, utilizando elementos surrealistas.

P.- ¿Por qué cree que construyó el museo Figueras?
R.- Creo que lo hizo porque pretendía reunir sus mejores obras en algún lugar que tuviese para él significado especial, y para ello escogió su ciudad natal, Figueras, lugar en donde pasó su infancia, y también en donde comenzó a pintar y a desarrollar sus actitudes artísticas.

P.- ¿Su amistad con Lorca y Buñuel influyó en su forma de pensar o su forma de pensar influyó en Lorca y Buñuel?
R.- No sé exactamente quien influyó en quien pero pienso que Dalí, de algún modo, influyó más en ellos puesto que su forma de pensar era más extraña y complicada, y además era una persona que no se dejaba influenciar por los demás.

P.- ¿Por qué su insistencia en incluir determinados objetos en la mayor parte de sus obras?
R.- Creo que los incluía porque éstos eran de alguna manera su firma, era su forma de personalizar todas las obras, incluir en algún lugar de todos sus cuadros una serie de objetos (que solían ser cajones, moscas o relojes) que los distinguían de las obras del resto de los pintores.

P.- Defina con una sola palabra a Dalí.
R.- Excentricidad.

P.- ¿Le gusta Dalí como artista?
R.- A mí personalmente no me gusta demasiado el arte surrealista, pero he de reconocer que es un genio de la pintura, ya no sólo por el modo en que dibuja, si no también por los colores que crea y por la forma en que los sabe combinar para obtener contrastes sorprendentes.

Nuestra crítica del artista

Yo definiría a Dalí con la palabra «genio». Antes de comenzar este trabajo, no entendía demasiado el surrealismo, y por tanto, tanto los cuadros como las esculturas y joyas de Dalí me parecían unas «cosas» sin ningún sentido, y además, horrorosas.

Pero a medida que he ido haciendo el trabajo e introduciéndome en el tema he ido entendiendo cada vez más sus obras, y aunque siguen sin agradarme demasiado, ya no pienso que son cosas sin ningún sentido, ahora creo que son obras con sentido en las que de algún modo se refleja lo que Dalí pensaba en el momento en el que estaba haciendo cada una.

Creo que Dalí no era, como dicen muchos que desconocen sus obras, un loco con suerte, yo pienso que era una persona que vestía y se comportaba de forma distinta al resto de las personas porque quería ser el centro de atención de todos, como vulgarmente se dice, «El ombligo del mundo».

Pretendía hacer creer a la gente que él era superior a todos, y, quizás, al final de su vida terminó por creérselo él mismo. Sin embargo, pienso que él comenzó a intentar sobresalir entre los demás, no sólo porque era rebelde, y tampoco porque se creyera superior al resto, si no más bien todo lo contrario, creo que se comportaba de ese modo porque tenía complejo de inferioridad, sí, porque se sentía inferior al resto de las personas.

Sé que lo que acabo de decir parece una locura, pero después de que lo explique un poco tal vez se pueda entender mejor lo que trato de decir.

Hay personas que se sienten inferiores al resto de la gente y que para disimularlo intentan actuar de un modo distinto a como actúa una persona normal, para así resaltar entre los demás y de este modo sentirse un poco más valorados e importantes. Actuando de esta manera con el tiempo llegan no sólo a olvidarse de complejos, si no también a sentirse superiores al mundo entero. Tal vez esté equivocada, pero en mi opinión eso es lo que le sucedió a Salvador Dalí.

Gala, la esposa de Dalí, pienso que influyó bastante no sólo en las obras de Dalí, sino también en su manera de ver las cosas, y en cierto modo, en su forma de pensar.

Esto lo digo porque todo pintor refleja de algún modo en sus obras sus sentimientos y sus pensamientos. Dalí, representa a Gala en casi todos sus cuadros, y casi siempre la pinta como si se tratase de una musa, de lo que se puede deducir que para él era su musa y su centro de inspiración. Creo que ambos estaban enamoradísimos.

Una de las preguntas de la entrevista era que si el carácter de Dalí se reflejaba en sus cuadros. En mi opinión, eso era precisamente lo que reflejaban sus cuadros, ya que sólo con verlos por encima se puede describir cómo era su autor, incluso sin conocerlo de nada. Sus obras son tan extrañas, complicadas y difíciles de entender, que se puede deducir que su autor es extraño, complicado y difícil de entender, en una palabra, igual que sus obras.

Me gustaría hablar también en este apartado del trabajo sobre la influencia que pudieron tener sus queridos amigos García Lorca y Luis Buñuel sobre él o más bien la que tuvo él sobre ellos.

No me cabe la menor duda que Dalí era un hombre de un carácter no sólo difícil, sino también bastante fuerte. Esto hace que crea que él no se dejaba influir fácilmente por los demás, pero que sin embargo influía de cierta forma sobre la forma de pensar de la gente que tenía alrededor.

En definitiva, Dalí me parece un genio paranoico y excéntrico de la pintura que muchas personas confunden con un loco, y que sin embargo a mí me parece una persona materialista y extraña que aprovechó su prodigiosa mano para la pintura y la escultura para lograr resaltar entre los demás, exponer sus ideas al resto de las personas y para ganar dinero y hacerse rico.

Las opiniones sobre Salvador Dalí y sus cuadros son muy diversas. Dependen de lo que cada persona entienda sobre el arte, y también, por supuesto sobre los gustos de cada uno. Nosotras, por ejemplo ahora casi coincidimos en nuestra opinión sobre él.

 

Conclusiones

Las conclusiones a las que hemos llegado tras analizar el trabajo, las entrevistas y nuestra propia opinión personal son las siguientes:

  • La educación que los padres dieron a Dalí de pequeño influyó mucho en su vida y en sus obras.
  • Las ganas que tiene Dalí de resaltar entre los demás hacen que cada vez intente parecerse menos a las personas convencionales.
  • Su carácter rebelde y su excentricidad, unido a sus sorprendentes actitudes artísticas hacen que Dalí se haya convertido en uno de los principales y más importantes pintores surrealistas.
  • Dalí introdujo en el surrealismo un nuevo método, «El método paranoico- crítico».
  • Personaliza sus obras introduciendo en algún lugar de ellas determinados objetos como relojes, moscas o cajones.
  • Gala es para Dalí su musa y centro de inspiración y por ello aparece en la mayoría de sus cuadros.
  • No se deja influenciar fácilmente, pero, en cambio, él sí influye sobre la gente que le rodea.
  • La gente que no conoce sus obras piensa que fue un loco con suerte que ni siquiera sabía pintar.
  • Se considera a Dalí como un paranoico, excéntrico, histérico y materialista.
  • Es el pintor español surrealista más relevante del siglo XX.
Trabajo original