La visita a otro país es siempre enriquecedora, por eso cada vez son más los centros que promueven este tipo de viajes entre sus alumnos. Gran Bretaña es uno de los países a los que acuden más estudiantes, y probablemente uno de los que más conocemos: cultura, tradiciones, monumentos… Este diario es un ejemplo claro de lo que los alumnos experimentan con estas experiencias.


Viernes, 14 de marzo de 1997

Salimos a las 12 de Muriedas. Yo estaba nerviosa por llegar, pero lo que menos me imaginé es que el avión me iba a impresionar tanto. Antes de despegar mi amiga Patricia me recordó lo sucedido en la película «Viven» con lo cual me puse más nerviosa.

Llegamos a Bristol con hora y pico de retraso, la familia inglesa me pareció muy simpática. Llegamos a su casa y me enseñaron mi cuarto, me dieron 30 minutos para cambiarme y más tarde salimos a un parque con los demás.

Sábado, 15 de marzo

Mi compañera inglesa se llama Anna y tiene un hermano pequeño Max de 6 años.
Este día me levante muy pronto y la madre de Anna me prepara un desayuno. Más tarde nos acercamos al centro de Bristol a comer y tener mi primera experiencia en el patinaje sobre hielo.
Cuando regresamos a casa fuimos a ver a la tía de Anna una mujer de 88 años muy simpática. También fuimos a visitar a sus tíos donde cenamos una comida italiana.

Domingo, 16 de marzo

Día de comprar algunos sellos e ir de tiendas.
En casa de la abuela tomamos el té, (qué asco). En el parque nos encontramos al resto de compañeros y compañeras del intercambio.

Lunes, 17 de marzo

Me levanté muy pronto para ir al colegio. Una vez allí cogimos el autobús para ir a Bath, ciudad preciosa y carísima.
Visitamos los baños romanos. Otro sitio que me encantó fue la Abadía.
Paseo por el parque por el que pasa un río. Anna se fue al teatro y a mí me llevaron con mi amiga Verónica que estaba en casa de Lindsey.

Martes, 18 de marzo

Visita al museo de Bristol que tiene desde pinturas, platerías y animales disecados. Pasamos por un puente precioso. Visitamos las galerías comerciales. Más tarde regresamos a Hanham School.
Ese día me ofrecieron llamar por teléfono, era la primera vez que lo hacía y mi madre se puso muy contenta.

Comimos unos spaghettis con patatas y cuando acabamos de comer vinieron Lindsey y Verónica. Verónica y yo estuvimos en mi cuarto y cuando se marcharon yo me quedé durmiendo.

Miércoles, 19 de marzo

Por la mañana fuimos a Cardiff, es una ciudad muy comercial aunque tiene un castillo precioso al cual visitamos.
Por la tarde visitamos al padre de Anna, (separado de la madre), me pareció más simpático que la madre; a ésta no le gustó que fuésemos a visitarle y se cabreó.

Jueves, 20 de marzo

Fuimos a Bristol en transporte público a ver la iglesia más hermosa de Inglaterra.
Más tarde estuvimos en un museo de barcos, aviones, trenes, etc. Nos dejaron un rato para ir de compras, me compre unas playeras.

Por la tarde me lo pase muy bien en casa de sus tíos, Ane y Barry y su hijo Dominic. 

Viernes, 21 de marzo

Fuimos a Bath y lo dedicamos a ir de compras. Por la tarde paseo por el parque y alrededores. Me fui pronto a la cama por que estaba muy cansada. 

Sabado, 22 de marzo

Me llevaron a conocer Bristol. Fuimos a la GEORGIAN HOUSE, subimos a una torre donde había unas fabulosas vistas de Bristol y pasemos por el puerto. !Hasta comimos las autenticas patatas fritas de Inglaterra!.

Por la tarde como no teníamos suficiente dinero no pude ir a la pista de patinaje. Me fui a visitar a mi compañera Lourdes.

Domingo, 23 de marzo

Me levanté a las 6 menos cuarto, hice mi maleta, me duché y fuimos al instituto.
Cuando marchamos lloré, pero no tanto como pensaba.

En el aeropuerto hubo un incendio lo que me asustó mucho. El avión tubo algunos problemillas, ya no me impresionó tanto como la primera vez.
A las cuatro aproximadamente llegamos a Muriedas.

Esta experiencia en Inglaterra me ha servido mucho por lo que pienso repetir en los sucesivos cursos.

Trabajo original