Puedo creer en el simple hecho de amar y ser amado
Y caer en el olvido de la mente humana
Y recorrer las calles en busca de pasión
Esa loca pasión desenfrenada.

Puedo morir mirando tus ojos azules y
y ver el mar en tu sonrisa
Oír las risas de las musas
mientras asustadas caminan por tu alma.

La luz de tu mirada inunda mi alma
mientras de tu boca escapan
Ligeras las palabras.

Podría pasar horas y horas mirando tu cuerpo desnudo
Tus trémulos muslos se asemejan a
Las dulces rosas que con amor cultivo en tu jardín
Y que llegada la primavera
Me hacen recordar las noches de luna llena
en las cuales tu cuerpo se hacía realidad y no ficción.

Trabajo original