ImaginaRock’99

Firma: Por Eva Amante, alumna de 1º Bachillerato del IES Cantabria de Santander.

Crónica de la fase regional del certamen musical ImaginaRock’99, celebrado en la sala ‘Rocambole’ de la capital cántabra.

Para los despistadillos que no sepan de qué va esto el ImaginaRock’99 fue un certamen de música acontecido el mes pasado. La final se organizó en Oviedo pero la abajo firmante no pudo asistir al cotarro así que sólo me queda comentar cómo vi todo aquello en fase regional, la nuestra.

El cierre de esta fase se celebró el 19 de Marzo en la sala Rocambole de la capital cántabra.

A pesar de mi relativa ignorancia en temas musicales, y de que pueda parecer pretencioso que una cría como yo escriba sobre algo así, voy a continuar, pero no esperes esto como una rimbombante crítica de un gran conocedor del tema sino, más bien, como una opinión muy personal sobre algo que me pareció muy interesante. Ya que por cierto aquí en la tierruca es bastante complicado encontrar algún sitio para escuchar la música que empieza a crearse y los locales a los que acudir son realmente escasísimos.

Reivindicaciones subliminales aparte, puedo comenzar con la inevitable cuota de peloteo, (que quede claro que pese a las chorradas que escribo para que no os durmáis leyendo, esto es sincero) en fin que todos los grupos lo bordaron y no hubo lugar al aburrimiento.

En primer lugar salieron los ganadores, Buen Rollo, con una mezcla de rock y funki. Y una actuación muy dinámica, que hizo que el público no dejase de moverse ni de esbozar una sonrisa bobalicona de esas que aparecen cuando disfrutas con lo que sucede y no quisieras estar en ningún otro sitio.

Tras ellos llegaron Pompa Cósmica, otro grupo no tan movido como el anterior pero con una calidad musical de esas que asombra que no tengan nada publicado, en fin que ya se sabe que el mundo es muy duro así que tranquilos tíos que todo llega.

Los penúltimos participantes fueron Gramophone Man, los únicos que utilizaron el inglés para adornar con historias sus melodías, que pasaban con facilidad del rock clásico al country. Éste fue el grupo, en mi opinión, más melódico y menos movidillo, pero como en los casos anteriores no sólo estuvieron a la altura de mis espectativas sino que pasaron el listón con gran holgura.

Y por último y como contrapunto a las melodías anteriores llegó Madre Matanza, que por cierto serán los teloneros de La Polla Récords en sus próximos conciertos. Este último grupo realmente conectó con la gente y no dejó a nadie indiferente. Con la música a tope, una pérdida considerable de audición y un potente sonido punk-rock hizo que el Rocambole temblara al compás de sus notas e hizo enloquecer a las masas. Un grupo que al que merece la pena ir a ver en la próxima aparición de la Polla.

Por último y para cerrar este articulo solo queda recordar la nota negra del certamen, y fue la dedicación del mismo a Cesar el guitarrista de la banda Capitombolare que falleció en un accidente de tráfico, lo que obligó a su grupo a retirarse en la primera fase del concurso.

En conclusión que fue una noche completa y muy entretenida que espero repetir el próximo año. Solo me queda agradecer a todos los que contribuyeron a que aquello se llevara a cabo, la magnífica noche que nos hicieron pasar.

Así que gracias y hasta el próximo.

2018-08-29T11:13:39+00:00 05 May 1999|Categorías: Hemeroteca, Revista Nº 12|Etiquetas: |

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies