/, DestacadosPortada/Félix Álvarez: «Siempre he sido un periférico de la política»

Félix Álvarez: «Siempre he sido un periférico de la política»

Firma: Por Izara Retorta, Rafa Vega, Carlota Pérez, Sergio López y Carlos Ibáñez, estudiantes de 4º ESO del colegio La Salle de Santander.

Félix Álvarez es portavoz de Ciudadanos en el Parlamento de Cantabria, exdiputado en el Congreso por Cantabria, actor, humorista, empresario y profesor de Informática. Además, se vio involucrado en proyectos artísticos, especialmente orientados a la rama teatral, y recibió varios premios por ellos. Hemos decidido entrevistarlo por la importancia para personas de nuestra edad, en especial hoy en día, de conocer las responsabilidades tomadas por su cargo en su partido político y entender las labores de un trabajo relacionado con la política. Realizamos una serie de preguntas relacionadas con su vida y trayectoria laboral que entendemos interesantes y que nos pueden ayudar a entender mejor su trabajo.

Pregunta.- Durante su vida ha tenido diversas profesiones. Nos hemos informado y en su perfil de Wikipedia aparece que ha estudiado en el colegio Salesianos, centro que motiva un rumbo hacia un camino artístico. ¿Le ha motivado este programa para ser actor?
Respuesta.- Os voy a recordar que yo tengo 53 años y que cuando estudiaba en los Salesianos no estaban encaminados hacia ese mundo. En este colegio hice la EGB y allí nunca se pronunció mi vena artística, que sí la tenía: cantaba en la Escolanía de los salesianos. Pero no, lo de acabar trabajando en televisión y haciendo teatro es muy posterior a mi etapa en los Salesianos.

P.-  También hemos visto que ha participado en varias producciones de televisión ¿Cuál ha sido en la que más le ha gustado participar?
R.- Yo he hecho mucha televisión durante ocho años. He participado en más de 2500 programas directos, programas diarios, y durante ocho años he estado haciendo teatro con Josema Yuste. Además he hecho monólogos en un espectáculo que yo tenía propio. Hubo un programa desde el año 1998 hasta 2002 donde participé junto a Miki Nadal y Patricia Conde que se llamaba ‘El Informal’ y que fue un éxito tremendo. Era un informativo humorístico satírico que iba después del informativo, sobre las 21:30 horas, y sin duda alguna fue una de las etapas profesionales más importantes de mi vida y, personalmente, también una de las etapas más divertidas de mi vida. Con ‘El Informal’ ganamos premios ATV, premio Ondas…. Fue un absoluto bombazo,  pero vosotros no habíais nacido, ya que acabó en 2002.

P.-  Años más tarde su vida dio un giro cuando se convirtió en enero de 2014 en vicepresidente del Real Racing Club de Santander. ¿Fue por alguna razón que le interesó irse del mundo artístico?
R.- No, de hecho yo seguía en el mundo artístico cuando entré a ser vicepresidente del Racing. Esto fue totalmente anecdótico, ya que fui poco tiempo, creo recordar que unos 30 días y fue sin cobrar, no cobramos nada. Hicimos una buena labor. Ese mes conseguimos encauzar al Racing, sobre todo económicamente, y luego, bueno, como hubo otros problemas, nos echamos a otro lado y dejamos que el Racing siguiese su rumbo.

P.-  ¿Qué hizo que su vida tomase rumbo hacia el ámbito político?
R.- Pues también fue anecdótico. Yo he de reconocer que nunca he dirigido en mi vida, nunca, siempre ha sido la vida la que me ha dirigido a mí y no me ha ido mal, la verdad. Siempre he sido un periférico de la política. Escribía muchos artículos en prensa, siempre me ha interesado la política y las cuestiones sociales y un día me afilié a Ciudadanos, pero desde el anonimato, a través de la página web. Yo estaba haciendo teatro con la obra ‘Taxi’, con Josema Yuste, y un día me llamaron de Ciudadanos cuando se repitieron las elecciones en 2016. Me ofrecieron ser el candidato al Congreso de los Diputados por Cantabria y nunca me lo había planteado pero, bueno, me lo pusieron delante y lo sopesé. Se lo conté a mi mujer y me dejó de hablar durante una semana, porque no quería que me dedicase a la política porque yo estaba muy bien en el teatro. Al final decidí aceptar aquel reto. Fui diputado en el Congreso y desde el año 2016 me dedico a la política.

P.- ¿Cómo se sintió cuando fue propuesto como número uno de Ciudadanos en la lista al Congreso por Cantabria?
R.- Fueron momentos complejos, felices, intensos. Fueron felices porque, como he dicho, nunca me había planteado irme hacia la política y mucho menos ser candidato al Congreso de los Diputados; fueron complejos porque salieron cosas de mi pasado, sobre todo en Twitter, que se utilizaba para hacerme daño, hundir a mi partido, y emocionantes porque entré en la política.

P.-  ¿Crees que el partido se recuperará de este descenso?
R.- No me cabe ninguna duda, porque creo que el centro político se ha quedado huérfano y, de hecho, ha habido un millón de personas que fueron a la abstención. Perdemos votos por parte de la derecha y perdimos alguno por la izquierda, pero hubo un millón de personas que no fueron a votar y ese millón es el que nosotros tenemos que recuperar ahora. Tenemos que volver a mostrar nuestro partido como un partido útil capaz de negociar con la izquierda o la derecha y creo que, como mínimo, podemos recuperar ese millón de votos. Con el número de votos que tenemos más el millón de votos nos dispararemos el número de escaños. Creo que el partido tiene gente, capacidad y proyecto para recuperarse.

P.-  ¿Le ha afectado a usted en alguna medida?
R.- Claro, evidentemente cuando tienes un resultado tan malo el partido sufre de convulsiones y hay gente que se queda muy insatisfecha y muy preocupada. Hay una canción de ‘El último de la fila’ que dice que «cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana». Entonces, cuando las cosas van mal, pues las cosas van mal, pero todo se resuelve y ser el líder del partido me ha afectado profesionalmente y también personalmente, porque creo que el castigo que sufrimos fue excesivo. Pero aquí estamos, para las duras y para las maduras, cuando las cosas vienen bien sonreímos y cuando las cosas van mal pues aguantamos y para eso estamos, para las buenas y para las malas.

P.-  ¿Qué planes tiene para el futuro?
R.- Pues mira, mañana irme a Madrid, el viernes irme al cumpleaños de un grandísimo amigo mío y el domingo a ver al Racing; a partir de ahí ni idea, antes he dicho que la vida a mi me ha manejado, ha ido poniéndome delante de mí situaciones que jamás pensé que iba tener y como me ha ido bien no me planteo el futuro. Soy un poco como Cholo Simeone «partido a partido».

P.-  ¿Cuáles cree que son las causas del declive de Ciudadanos estos años?
R.- Desde el 28 de abril que sacamos 57 diputados al 10 de noviembre que sacamos sólo 10 hay muchas causas. Yo creo que este batacazo es un poco como los accidentes de avión, que dicen que para que el avión se caiga tiene que ocurrir muchas cosas, esa conjura de malas situaciones hace que te pegues ese batacazo. Es difícil, posiblemente hubo estrategias equivocadas, posiblemente mala comunicación y no sé qué más, porque Albert Rivera fue el 28 de abril con una promesa muy clara a las elecciones diciendo que no iba a votar a Sánchez y que no iba a ser presidente del Gobierno. Luego, la suma del Partido Socialista y de Ciudadanos daba una mayoría absoluta y Albert Rivera  mantuvo su palabra. A uno le causa un poco de estupor que mantener la palabra dada al final tenga tanto desgaste político y que la mentira se institucionalice. Que un político sea capaz de decir una cosa hoy y al día siguiente hacer todo lo contrario de lo que ha dicho y no se penalice. A mí, ya no como político, sino como ciudadano, me resulta muy triste, ¿no? Dicho esto seguramente la población o ciudadanos percibieron que nuestro partido habíamos perdido esa utilidad que muchos reclamaban de ser capaces de llegar a acuerdos con la derecha y con la izquierda. Uno tiene que tomar las decisiones según le van llegando, pero yo creo que si hacemos este cóctel de las ideas que he dicho entre esas o todas esas pueden ser las causas que ha hecho que nos diésemos el batacazo que nos hemos dado. Pero yo por otro lado me siento orgulloso de que mi líder político Albert Rivera dijera una cosa, mantuviese esa palabra a pesar de que nos costó lo que nos costó.

P.-  ¿Qué necesita una persona para llegar al mundo de la política?
R.- Compromiso social, generosidad, empatía para saber ponerse en el lugar de los demás, de los ciudadanos y de los problemas que realmente tiene la población, y capacidad de trabajo. Y luego, de manera aleatoria, que es muy importante, saberse rodeado de mucha gente, porque un político no tiene que saber de todo, es imposible. Sobre todo esas cualidades y mucha capacidad de trabajo, porque yo nunca he trabajado más en mi vida que siendo político.

P.-  ¿Qué recomendaría a una persona de nuestra edad que esté interesada en la política?
R.- Que lea informaciones de todo tipo, de todos lados, que sea curioso, que busque y que nunca pierda la curiosidad, porque la curiosidad es fundamental en esta vida para aprender, y para poder tener una perspectiva de lo que es la vida real. Si eres una persona que lleva orejeras como los burros y no eres capaz de ver el abanico, toda la amplitud de todas las ideologías que hay a tu alrededor, pues vas a ser un mal político.
Puede ser un buen delegado de un partido político, pero vas a ser un mal político, yo creo que hay cosas buenas en todos los partidos políticos y que hay cosas malas en algunos partidos políticos, cosas que no comparto en todos, incluso en el mío. Se trata de saber utilizar la balanza del conocimiento, ni todo lo que dice el PSOE es bueno, ni todo lo que dice el PP es malo, ni todo lo que dice Ciudadanos está bien. Pero yo sí creo que es fundamental informarse, estudiar, leer y tener curiosidad.

 

2020-06-26T07:19:32+00:00 26 Jun 2020|Categorías: Actualidad, DestacadosPortada|Etiquetas: , |

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies