/, DestacadosPortada/“En los lugares con mar la vela debería estar en el currículo escolar”

“En los lugares con mar la vela debería estar en el currículo escolar”

Firma: Por Alejandra de la Loma, Karen Campo, Sergio Carcedo, Juan Pablo Carrillo y Noel Medrano, estudiantes del colegio La Salle de Santander.

Entrevistamos a la presidenta de la Federación Española de Vela, Julia Casanueva. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Cantabria y especialista en Derecho Tributario. Antes de convertirse en presidenta de la FEDV ocupaba desde el año 2012 el cargo de presidenta de la Federación Cántabra de Vela.

Pregunta.- ¿Qué le animó a presentarse a la presidencia de la Federación Española de Vela? ¿Qué se siente al ser la primera presidenta en este cargo?

Respuesta.- Lo que me animó fue que yo estaba en la Federación Cántabra de Vela. Me gusta mucho el deporte de la vela y yo quería ir más allá, al ver que en la Federación Española de Vela había un grave problema de gestión entre los deportistas y los entrenadores. Me animé por la pasión que tengo por la vela y ver el trabajo que hacen los deportistas para llegar a cumplir su sueño. La idea de poder echar una mano me animó, echar una mano y velar por el deporte y los deportistas que estaban dándolo todo para presentarse a los Juegos Olímpicos de Río 2016.
¿Qué se siente? Si tenemos en cuenta que la vela es un deporte mayoritariamente masculino, es un orgullo y un honor estar aquí, pero no ha sido nada fácil. Realmente la crisis de la Federación Española de Vela era tal que estaba, tanto a nivel deportivo como económico, muy mal y mi figura como gestión representaba una figura intermedia. Por una vez en este mundo tan dominado por los hombres se han puesto de acuerdo en buscar a alguien objetivo e imparcial que consideran adecuado. ¿Qué se siente? Mucho orgullo. Creo que es una forma de ganar respeto y espero que sirva de referencia para muchas mujeres que quizás no se atreven a dar este paso, porque creo que no creen en sí mismas, no creen que pueden llegar y realmente tanto un hombre como una mujer puede llegar al puesto que quiera y liderar lo que quiera, pero hacer falta creérselo. Si puedo servir de ejemplo para alguien de mi entorno, que sepa que se pueda llegar, aunque sea un mundo rodeado de hombres, pues estoy orgullosa. Y si aporto mi granito de arena pues estupendamente.

P.- ¿Recuerda la primera dificultad a la que tuvo que enfrentarse en la presidencia de la FEDV?
R.- Conseguí que me votaran porque tenía una parte importante de la vela que reconocía que estábamos en crisis y que yo podía ser la persona adecuada, porque a mí realmente quien me propuso fueron los deportistas, los entrenadores…Tenemos deportistas, tenemos entrenadores, tenemos clubes deportivos, tenemos federaciones deportivas y tenemos técnicos. Los técnicos y los deportistas me pidieron que fuera yo, pero a los clubes les costó más, teniendo en cuenta que el 98% de los presidentes de los clubes son varones y que las juntas directivas eran masculinas también y que de los presidentes de las 17 federaciones solo hay una mujer, la de Castilla La Mancha. Ese fue el primer paso. De hecho mis conocimientos de vela no vienen desde la base, con lo cual hubo una reunión de 25 personas antes de plantear una moción de censura, porque había que echar al presidente que había y lo que me decían era que no tenía experiencia de vela. Tuve que hacer valer mi pasión por la vela y mis conocimientos de gestión. Y les dije, quizás de vela sepa menos que vosotros pero de gestión sé mucho más y esto, a fin de cuentas, es una empresa y hay que gestionarla como tal. Me costó pero se consiguió, ganamos por 45 a 5 la moción de censura.

P.- ¿Podría describirnos cuáles son las funciones diarias que desempeña dentro de un cargo tan importante?
R.- Realmente las federaciones españolas son presidencialistas, si bien tienes una junta directiva y mi política como junta directiva es repartir el trabajo que sea un trabajo en equipo, pero realmente la responsabilidad recae sobre ti. Entonces, ¿Qué tienes que hacer día a día? Primero, estar hablando con tu equipo, tienes que hacer toda la planificación y toda la gestión de la actividad deportiva del año, así como no solamente deportiva sino federativa. O sea, tienes que hacer por un lado el tema económico, por otro lado todo el tema deportivo y por otro lado todo el tema institucional.
Afortunadamente en el tema deportivo nombré a un experto en temas deportivos, el tema económico hay otra persona que lo lleva. Lo más importante siempre, en todas las empresas, es rodearte de un buen equipo. El tema institucional es el que me toca más desempeñarlo a mí. Entonces tienes todo un poco delegado, gestión deportiva, gestión de personal y gestión institucional.

P.- ¿Cuál era su conexión con el mundo de la vela antes de ocupar este cargo?
R.- Mi conexión con el mundo de la vela empezó como practicante de vela a nivel deportivo durante muchos años. Me inicié en la vela de competición ya con 35-36 años, porque me gustaba mucho. Yo compaginaba este deporte con algún otro, hasta que tuve que abandonar el otro, y cuando me lo pude permitir me dediqué un poco más a meterme en la Federación Cántabra de Vela porque me gustaba hacer más vela, intentar crear cursos para generar más actividades de vela aquí. Porque realmente, aunque estamos rodeados de agua, la federación cántabra emitía licencias pero no se hacía nada de  actividad de vela, y parecía que el centro estaba cerrado con una verja y que no podía acceder nadie.
Entonces, lo que nos animó era ver si podíamos hacer cursos escolares y promocionar más la vela si el Gobierno de Cantabria nos dejaba la Isla de La Torre. Esta es la ilusión que tenía desde que entré en la federación cántabra hasta que llegó el Mundial de Vela del año 2014 y se dio la situación tan mal que estaba la Federación Española de Vela. A mí me llamaron para ser vicepresidenta y cuando era vicepresidenta fue cuando me di cuenta de la situación tan mala económicamente y deportivamente, y fue cuando se produjo la moción. Esa fue mi experiencia. No vengo de la vela juvenil, no vengo de la vela infantil sino que me incorporé con posterioridad.

P.- Según su opinión, ¿qué hace que la vela española sea un deporte tan popular hoy en día?
R.- Afortunadamente. Me agrada que me digas que sea tan popular hoy en día, debería serlo más ya que estamos rodeados de agua. Es un deporte popular pero debemos hacer que lo sea aún más. Ha sido un deporte que por los motivos que sea ha estado aislado de la gente. Barcelona 92 supuso un antes y un después en muchas ciudades de la geografía española que están lindando con el mar. Barcelona tiene mucha más actividad, Valencia tiene muchas más actividad y aquí también se está haciendo más actividad.
Yo creo que ha pasado lo mismo que pasó un poquito con el golf en su día, que era como muy restringido y hubo un antes y después. Creo que la vela hoy en día se está haciendo así, se está facilitando el acceso de la vela a los colegios. Creo que donde tenemos mar la vela debería ser un deporte escolar, no solo fútbol, balonmano o ir piscina sino la opción de vela dentro del currículo escolar. Aquí no ha sido, en Cantabria, pero por ejemplo en la Comunidad Valenciana si lo están haciendo y en Baleares también. Y yo creo que se incorporará poco a poco y esto hace que cada vez acceda más gente a ello.

P.- ¿Cómo ve el futuro de este deporte en España?
R.- Yo creo que está creciendo de una manera no muy rápida pero sí muy firme. Cada vez se están abriendo más todos los centros náuticos, todas las escuelas de vela y todos los centros deportivos de vela; se están abriendo más a dar acceso a la gente. Creo que la vela no es una excepción a otros deportes, se están poniendo precios a los cursos muy asequibles para toda la gente. Vamos in crescendo y espero que cada vez haya más. Además, no solo como competición escolar sino que nos ha pasado un fenómeno muy importante. Desde hace dos años, cuando venían vuestros padres a buscar un curso para niños de vela, decían los padres “Bueno, ¿podías hacer cursos de adultos?” Porque parece que solo hay cursos de niños, pero se está abriendo la vela a adultos, que no tenga que ser que llego hasta aquí sino hasta la alta competición. Es una pena con la bahía que tenemos que cualquiera, como deporte o porque quiera disfrutar del mar, no pueda seguir haciendo vela.  Eso lo estamos promocionando y estamos llegando a mucha más gente.

P.- ¿Para cuándo una victoria en la Copa de América de un equipo español? ¿qué factor haría falta para conseguirlo?
R.- No es descartable la victoria. Tenemos una tripulación española en la América soft, los juveniles, en la cual están muchos de nuestros olímpicos que en parte, en los últimos años, se les ha dicho que hicieran el favor de no arriesgar en la preparación olímpica. Pero no diría que no puedan dar una sorpresa. Igual no en esta, ni en la próxima edición, aunque sí en un par de ediciones. Igual toda la tripulación no sería española, pero podría formarse un equipo español, ¿por qué no?.

P.- La vela siempre ha tenido fama de ser un deporte que exigía mucha inversión económica, por ejemplo a la hora de adquirir un barco, su mantenimiento, el equipamiento… ¿Qué hay de cierto en eso y qué se podría decir de cualquiera que pueda iniciarse en este deporte?
R.- Sí que es cierto que se ha mantenido un deporte de cierto nivel, no por los cursos de vela (que valen 50 o 60 euros), sino que inicialmente nosotros sí proporcionamos embarcaciones pero luego, cuando los chicos quieren seguir en competición seria, los padres deben comprar la embarcación que pueden ser desde 3.000 a 5.000 euros y ahí está el hándicap de decir “yo no puedo dar el salto”, ya que muchas familias no podían dar el salto.
¿Qué se está haciendo ahora? Desde que entramos hicimos un modelo deportivo desde los clubes, que es desde donde empieza toda la base, con las federaciones territoriales y la federación española. Una parte importante del dinero viene de una subvención finalista del Consejo Superior de Deportes y con ello compramos embarcaciones, zodiacs y todos los equipamientos. Hasta que nosotros hemos llegado todo esto quedaba en manos de los deportistas olímpicos y luego lo vendían, lo regalaban o no sé lo que hacían con ello, pero realmente era un material de la FEDV.
¿Qué estamos haciendo ahora? Todo ese material, una vez que acaban los Juegos o que se les da otra embarcación, lo estamos recogiendo, para que todos los juveniles que quieran empezar la carrera olímpica o quieran entrenar automáticamente ya tengan estas embarcaciones y no tengan esta dificultad. Y lo que dejan los juveniles pasan a los clubes para la gente que quiera acceder, porque realmente el club genera la base y de ahí va a la federación territorial. Se hace otro nivel y se están proporcionando embarcaciones para ese salto, para el que quiere realmente ir a la competición no le cueste tanto, para ayudar a los clubes, las federaciones y a las familias. Lo empezamos a ver ahora pero realmente lo veremos cuando acabemos el 2020 y para el 2024 tendremos una gran flota de embarcaciones, con lo cual será mucho más fácil y mucho más asequible, para todos, para poder acceder, lo que favorece generar una cantera de regatistas y eso nos está favoreciendo.

P.- ¿Qué le diría a los jóvenes como nosotros que, con nuestra edad, quisieran adentrarse en el mundo de la vela?
R.- Que os cojáis un pantalón corto, que os pongáis unos escarpines y que os subáis a un barco, que naveguéis unos días y que veáis si verdaderamente os gusta. El curso de vela es muy barato para iniciarte y si realmente te gusta hay cursos de vela todos los fines de semana durante todo el año, y tienes además las embarcaciones. Y luego si realmente te sigue gustando vas a clasificar y vas a tener buenos resultados y te va a favorecer.
Pero lo primero, traje de aguas en invierno, escarpines, un bañador y camiseta en verano y aunque no os hayáis subido ninguno en un barco, os invito a que lo hagáis. Os puede gustar o no os puede gustar, no importa, pero como estáis rodeados de mar y con la bahía tan bonita que tenemos, lo que no puede ser es que digamos que no nos gusta sin haberlo probado. Primero hay que intentarlo y después si no os gusta y no os apetece no lo hagáis, porque muchos no lo han probado. Yo os invito. Si tenéis un grupo que queréis probar nos lo proponéis y cuando queráis, sin ningún coste, venís. Y luego nos decís si os gusta o no.

P.- Cantabria siempre ha presumido de tener figuras olímpicas dentro del deporte de la vela. ¿A qué factores cree que es debido?
R.- Hay varios factores. El primer factor es la relación con el mar, siempre hubo grandes navegantes en el pasado y hay unas raíces. Debido a esa formación, el hecho de que seamos una ciudad abierta al mar ha propiciado que nuestros regatistas hayan viajado fuera y se hayan formado y luego el centro de alto rendimiento ha generado que sea una cuna de regatistas. Nuestros regatistas primero salieron y se formaron en varios centros y el centro de alto rendimiento de Santander ayudó a que salieran de aquí grandes regatistas. Siempre ha habido esa relación con el mar. Hay tradición. Antes era una transmisión intrafamiliar y ahora es mayor. Ahora no hay esa vinculación directa, ya que lo ha favorecido el centro de alto rendimiento específico de vela.

P.- Es regatista a nivel privado con un equipo formado solo por mujeres. ¿Qué la animó a hacerlo? ¿Cree que compiten en igualdad de condiciones frente a una tripulación formada solo por hombres?
R.- Sí. De hecho comencé en un barco de 12 metros y luego bajé a 8 metros. Primero tenía una tripulación mixta (una chica y tres chicos), pero hubo un momento que hubo tripulación femenina, una preolímpica en Londres, y se decidió hacerlo para dar ejemplo. Llevamos seis años, estamos en campeonatos de España, incluso el año pasado el Mundial de Getxo. Y tenemos la embarcación de 8 metros, que tiene limitación de peso de 350 kg. Los chicos suelen ir cuatro o cinco, y para las mujeres es una ventaja, pero tampoco entra más gente en la embarcación. Un día con 30 nudos igual tienen más ventaja, con mucho temporal, porque tienen fuerza física. En condiciones de poco viento suplimos la fuerza con la técnica. En el Campeonato de Getxo, de las siete tripulaciones femeninas ganamos, de las 80 quedamos las 24. Al resto no hay quien las alcance.

P.- ¿Cómo resumiría lo que significa el deporte de la vela para usted?
R.- Yo creo que la vela es esfuerzo, sacrificio, disciplina, solidaridad, pero disfrutándolo en un medio natural tan bonito como es el mar. Es una forma de estar en el medio natural disfrutando de muchas variables y que te hace superarte, mejorar cada día, pero hay que respetar unas reglas, con una disciplina porque si no no llegas a ser el mejor. Lo más bonito es que estás disfrutando del medio natural, como el de la nieve.

P.- Como presidenta de la FEV, ¿qué le pidió a los Reyes Magos?
R.- ¿Este año? Que nuestros regatistas consiguieran lo que realmente están consiguiendo, que el mayor número de nuestros regatistas consiguiera su sueño.

P.- Ha sido un placer.
R.- Me alegro de que me hayáis hecho la entrevista.

2020-09-25T08:51:29+00:00 03 Sep 2020|Categorías: Actualidad, DestacadosPortada|Etiquetas: , |

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies